Javier Rodríguez Borgio, biografía del éxito


A través de las empresas que maneja el empresario Javier Rodríguez Borgio se genera bienestar social no solo por los empleos emanados de éstas, sino además por las acciones altruistas que le permite realizar.

Desde pequeño Javier Rodríguez Borgio se visualizó como un emprendedor, por lo que sus estudios se encaminaron a la creación de una empresa que destacara en su ramo y a la vez le permitiera ayudar a sus connacionales, primero localmente y después ampliando sus alcances.

Casinos Big Bola
Óscar y Javier Rodríguez Borgio, hermanos y socios crearon la empresa Casinos Big Bola, dedicada al entretenimiento y esparcimiento que ellos reconocieron necesario en la sociedad mexicana.
El crecimiento del empresario en el sector de casinos fue la clave de su reconocimiento nacional e internacional debido a la expansión de la empresa en diferentes puntos de la República Mexicana.

Sin embargo, adelantándose a la escasa reglamentación del sector entretenimiento del país, Francisco Javier Rodríguez Borgio y su hermano Óscar Rodríguez Borgio, decidieron poner a la empresa en las mejores condiciones legales para acreditar a Big Bola en condiciones para operar en diferentes entidades de México.
Cabe añadir que los casinos se han acoplado perfectamente a la tecnología ya que han fusionado los juegos digitales y los juegos en vivo. La opción fue recibida con gran satisfacción por parte del público ya que les permitía participar a varios jugadores en máquinas de mesa que anteriormente tenían más limitantes.

Fundación Big Bola
La fundación creada en 2005 nace por la necesidad de ayudar y convertir a casinos Big Bola en una empresa socialmente responsable. En ésta fundación que trabaja en conjunto con otras organizaciones se llevan a cabo diferentes programas enfocados a apoyar las necesidades invisibilizadas de buena parte del sector poblacional. Entre otros aspectos, Fundación Big Bola brinda ayuda en aspectos como salud, asistencia social, apoyo en desastres nacionales, entre otros.

Caso Oceanografía
El escándalo provocado por el caso Oceanografía dañó la imagen y prestigio de diferentes empresarios que se encontraban asociados con dicha empresa, entre los que se contaba a Javier Rodríguez Borgio. Sin embargo, el desvió de recursos fue achacado al titular de dicha empresa reconociéndolo por tanto como el autor intelectual no obstante la imagen de otros empresarios como Borgio quedó en cierta manera dañada pese nunca haberse comprobado participación alguna.